Sunday, October 26, 2008

Misterios sin resolver parte 1:

El baño

El primer ensayo después de varios meses de lagunazos mentales y cero inspiración. Justo este tema se me vino un día... En el baño.

Este curioso lugar, testigo de tantas confesiones y jeeemmm... Algunas acciones que nadie puede hacer por nosotros.

Será por este sentido de complicidad que nos permitimos meditar más profundamente cuando nos encontramos solos en mentado lugar. De ahí vienen las ideas más ingeniosas, los planes mejores urdidos y, quién sabe, tal vez hasta los más inspirados versos.

Sin embargo no voy a adentrarme en estos temas pero en uno de los que más me llaman la atención, LA pregunta clave, unos de los misterios más complicados del mundo: "Por qué carajos las mujeres TIENEN que ir en manadas al baño?"

Siendo yo una mujer más de una vez he ido al sanitario acompañada, tengo una excusa perfecta: Siempre voy cuando otra de mis compañeras DEBE ir al baño a hacer alguna necesidad.

Esto es todavía tolerable, no lo juzgo para nada, es más, hasta los grupitos de dos o tres después de salir de unas tres horas de cine con un refresco interminable es entendible... Entendible. Sin embargo me molestan de sobremanera ciertos casos en específico.

El caso "estamos-en-el-trabajo-sin-embargo-no-podemos-esperarnos-hasta-break-para-pasarnos-los-últimos-chismes" me causa una cólera que tiende al infinito. El factor "chisme" me da igual. Por mi pueden pasarse chismeando toooodo el día por communicator, msn, jabber, gtalk, inserte "x" herramienta de comunicación en línea aquí. Pueden encontrarse en el patio, en el corredor, en el pantry, en el comedor, en el parqueo, etc. Pero ¡¿Por qué, por un carajo, por qué en el baño?!

Habiendo en promedio, digamos que cinco sanitarios disponibles, de los cuales el 99.9% del tiempo dos están dañados ¿Cuál es el propósito de decir a todas las féminas del departamento y aledaños que el punto de reunión de hoy, entre el desayuno y el break de media mañana, es el baño?

Entonces llega una inocentemente, con la vejiga a punto de estallar por tanto café, a ocuparse y ¡Zas! Un mínimo de cuatro mujeres, todas comentando sobre cómo les fue con el novio, la borrachera del fin de semana pasado, el nuevo tinte de cabello... Y una que sufre de pánico escénico o simple incomodidad por tener un mínimo de sentido común, a hacer fila porque para colmo se encierran en el baño a hablar por teléfono. Que desgracia...

Otro típico caso son los centros comerciales. Esto es aún más común por ser visitado por adolescentes en busca de... No sé, lo que sea que busquen las adolescentes. Entonces será el verlas ingresar al tocador con el único objetivo de verse en el espejo, modelar su ropa como si las estuvieran filmando y... todas comentando sobre cómo les fue con el novio, la borrachera del fin de semana pasado, el nuevo tinte de cabello... OTRA VEZ! Sólo que esta vez añadan una risita tipo Legalmente Rubia aquí.

El último escenario, para terminar este interminable tema, es el de los bares/restaurantes. Aquí la situación se complica de manera descomunal pues no sólo contamos con el factor "baño pequeño" sino también, haciendo el cálculo correcto obtenemos que: lugar caluroso + bebidas espirituosas en cantidades considerables + muchas mujeres = baños abarrotados por féminas las cuales no paran de hablar por diez segundos. Es extenuante.

El tema del baño podría ser dividido en varios subtemas de hecho, sin embargo decidí hablar sobre este en específico pues siempre me ha parecido sumamente molesto y, hasta curioso. No sé, puede que me esté volviendo vieja y amargada... Tendré que investigar más sobre ese extraño mundo femenino.

Friday, October 17, 2008

Cómo voy a extrañar...

... Las navidades aquí en tiquicia.

Lo sé, no ha ni terminado octubre y ya estoy pensando en eso pero no puedo evitarlo. Ya faltan casi once días para que termine el mes y entre noviembre, lo cual implica 28 días más en el yugo y chaoooo cariño chaoooooo... ♪♫♪

Es increíble cómo todo puede cambiar de un día al otro... Cómo lo que uno pensaba que estaba bien, de repente no lo está y cómo, poco a poco, uno se va dando cuenta lo egoísta que ha sido...

A veces es triste, muy triste, mirar para atrás y ver cuánto hemos perdido, tanto tiempo, tantas lágrimas... pero a la vez es tan gratificante saber que al final de cuentas siempre tratamos de ganar aquello que dejamos tirado por no esforzarnos.

Volviendo al tema principal, me va a hacer falta esta condenada tiquicia. Sus tamales y el olor a hoja de plátano, las pastoras por todo lado, los presones y molotes en la avenida central para comprar regalos, las actividades en La Universal y Cemaco, el avenidazo, las bombetas, los pasitos y los colachos. Son 20 navidades vividas en este país el cual ya tomo como mío.

Tomaré muchas fotografías y espero mantenerles informados sobre la cultura y demas. Espero sentirme bien... Será la primera navidad que pase sin mi familia y amigos. Va a ser extraño y mucho.

Supongo que para poder lograr un objetivo tenemos que sacrificarnos de varias maneras y en varios aspectos. Estos momentos de mi vida son los más duros es muy probable, no sólo por el viaje sino por todos los cambios sucediendo a mi alrededor y en mi vida personal. A pesar de todo estoy increíblemente contenta y tengo una paz interior la cual pensé nunca encontrar.

Les voy a extrañar... Muchísimo!

Tuesday, October 07, 2008

Pew Pew Pew

I'm so anxious I could die... Really.

And... I'm so happy I could die... Really.



Yeaup, I'm pretty much in love.

=)